Testimonial 1

Mi hijo llego a Parchis después de una mala experiencia en otra guardería y la diferencia fue impresionante: le recibieron todos sus compañeros nuevos con un abrazo, ya sabían su nombre e incluso la profe dejó que uno de ellos jugara con él en la Granja tamaña natural del jardín cada vez que él lloraba al acordarse de nosotros y lo ocurrido en la otra guarde/cole.
Las profes fueron comprensivas y muy cariñosas y Mateo al segundo día quería ir a su guarde nueva y no se acordaba más de su experiencia anterior.
En estos meses he podido disfrutar de tener la seguridad de que mi hijo estaba cuidado, era querido y le enseñaban de forma divertida y práctica todo lo necesario para comenzar el cole.
Por esto y por muchos más buenos recuerdos os recomiendo esta guardería sin ninguna duda. La mejor de las Rozas.